Santa Fe: 0342 4583635
Rafaela: 03492 502035

Rejuvenecimiento de manos

Actualmente el rejuvenecimiento de manos es uno de los tratamientos en Medicina Estética que está teniendo un verdadero auge por la gran importancia que tiene hoy en día mostrar una cara joven y también unas manos con aspecto saludable ya que son dos zonas de nuestro cuerpo que más entran en contacto con en nuestras relaciones sociales.

Es especialmente a partir de los 40 años que se produce un deterioro paulatino del aspecto de las manos, especialmente el dorso, donde pueden aparecer signos de envejecimiento como son las MANCHAS, la PIEL QUEBRADIZA, el aumento de la red venosa y la DESHIDRATACIÓN.

Esta serie de aspectos han hecho que cada vez más pacientes nos piden una serie de tratamientos que mejoren la calidad de la piel de sus manos.

Información

Hidratación con Ácido Hialurónico

Consiste en la infiltración con microinyecciones de ÁCIDO HIALURÓNICO en el dorso de las manos para producir un efecto hidratante y un aumento del grosor del tejido subdérmico gracias a la capacidad de retener agua del ácido hialurónico. El resultado es inmediato y su duración depende de la densidad del ácido hialurónico: de 3 meses a 1 año. Los resultados son buenos y requieren un mantenimiento.

Revitalización con Complejos Vitamínicos

Está de moda en las personas utilizar los mismos compuestos para revitalizar y rejuvenecer la cara para revitalizar las manos. Actualmente utilizamos los complejos vitamínicos que llevan entre otros compuestos vitaminas, aminoácidos, minerales, aminoglucósidos, etc junto con ácido hialurónico de diferentes densidades para producir un efecto revitalizador del dorso de las manos y darles un aspecto lustroso. Es una técnica sencilla que requiere un mantenimiento cada 2-3 meses.

Rejuvenecimiento con RADIESSE™

Es la última novedad en la comunidad médico estética y que estamos implantando por la sencillez del tratamiento (en media hora está hecho) y la espectacularidad de los resultados, que pueden durar hasta un año y medio.

Consiste en la infiltración sencilla y rápida de un vial de Radiesse™ en el dorso de cada una de las manos (por tanto, se necesitan 2 viales o jeringas de Radiesse para el tratamiento) y el masaje posterior para repartir homogéneamente el producto en todo el dorso. Se realiza bajo anestesia local y los resultados son inmediatos, si bien es a las 5 semanas cuando más es evidente la mejoría de las manos.

Con este tratamiento se consigue un aspecto más joven, una mayor hidratación de las manos y una disminución de la visión de las venas que aportan una sensación más natural y juvenil del dorso de las manos. Este tratamiento se puede compaginar con técnicas atenuadoras de las manchas cutáneas por fotoenvejecimiento como son los peelings o el laser IPL de rejuvenecimiento.

La eficiencia de este tipo de rejuvenecimiento es muy alta, aportando una relación precio-calidad muy asequible ya que los resultados son duraderos y satisfactorios en todos los casos.

Infiltración de Grasa Propia.

Este tipo de tratamiento ya requiere de una pequeña intervención quirúrgica en la que se extrae por liposucción una determinada cantidad de grasa del propio paciente, se centrifuga (se eliminan los componentes no grasos) y se infiltra en el dorso de las manos por debajo de la piel para dar una mayor cobertura del tejido celular subcutáneo y disimular el recorrido tortuoso de las venas en el caso de manos con piel muy fina.

Es un tratamiento que en la mayoría de las veces requiere repetir la sesión ya que una parte de la grasa se absorbe y se puede realizar siempre que la paciente tenga depósitos grasos suficientes para extraer la grasa.

Por contra, los resultados son permanentes ya que la grasa que se injerta y que no se absorbe queda para siempre.

Envíame un WhatsApp